Acerca de Boost Oxygen

Las latas de Boost Oxygen contienen oxígeno puro al 95% totalmente natural y seguro. A diferencia de los estimulantes y las bebidas energéticas, que contienen cafeína, azúcares y otros ingredientes insalubres que realmente pueden dañar el organismo durante un período de tiempo prolongado, Boost Oxygen proporciona oxígeno puro de una forma apropiada y sin receta.
Envío de tarifa plana de 23,99 EUR para todos los pedidos de menos de 60,00 EUR. El envío de los pedidos de 60,00 EUR o superiores es GRATUITO. Realizamos envíos dentro de la UE solamente. Lamentablemente, en este momento no podemos enviar Boost Oxygen al Reino Unido, Suiza, Chipre, Malta, Noruega y las Islas Canarias. Boost Oxygen se envía por medio de transporte terrestre de UPS. El tiempo de tránsito es de aproximadamente 3 a 5 días laborables después de que se procesa el pedido (lo que tarda de uno a dos días laborables).

Es evidente que se requiere oxígeno para preservar la vida humana. Cuando se les priva de oxígeno, el rendimiento del cuerpo y la mente se pueden ver afectados. A nivel del mar, el contenido medio de oxígeno en el aire es del 21%. A ciertas alturas puede ser mucho menor. Boost Oxygen proporciona una fuente adecuada de oxígeno puro al 95%, como el que respira un aviador.

– Los seres humanos han evolucionado durante millones de años con una cantidad consistente de oxígeno en la atmósfera. En el mundo actual no siempre es posible obtener suficiente aire limpio para respirar.
– Solamente 1/5 de la atmósfera terrestre está formada por oxígeno.
– Si tiene en cuenta el creciente problema de la contaminación, estará de acuerdo con algunos informes de investigación en que hay una reducción de oxígeno de hasta el 30% en comparación con las generaciones pasadas.
– Cada célula de su cuerpo está diseñada para quemar oxígeno: es el combustible básico del metabolismo celular. Si reduce el oxígeno, todos esos procesos celulares se ralentizarán y usted comenzará a sentirse fatigado o sin aliento.
– Menos oxígeno equivale a que las células pierden la energía necesaria para reparar el ADN. Su sistema inmunológico comienza a debilitarse. Su riesgo de enfermar o contraer alguna afección se incrementa.